Metodología para el proceso de curación de música para RadioÑú

El siguiente documento contiene las directrices y los criterios utilizados para la selección de la música que suena por la radio. Tales criterios sirven para estandarizar y ayudar a ponderar la calidad general de la música seleccionada. A este proceso se le conoce como curación.

El criterio más importante a utilizar es el más obvio: el sentido común. Cualquier cosa que se escape de ella, entonces, no debe ser considerada.

Antes de nada...

Antes que siquiera pensar en analizar una canción o álbum en particular, tal debe cumplir con la primera regla de esta radio: Debe estar licenciada de manera tal que permita la libre distribución de la obra, su reproducción sin el pago previo de regalías y sin la inclusión de restricciones digitales que eviten la copia de la misma.

Ejemplos de tales licencias son las Creative Commons, pero también pueden ser otras como LAL, o Dominio Público1).

La declaración de licencia debe estar en un lugar accesible y visible, en la página oficial del artista o banda, en el arte de portada o en el sitio primario de descarga.

Primero, lo primero. ¿Cómo determinar y separar la buena música de la mala? En esta discusión entran las consideraciones personales acerca de los estilos que atraen más a unas u otras personas.

Cada persona es un mundo, y, por lo tanto, sus gustos difieren, algunas veces muy poco, otras, bastante. Aunque se pueda llegar a un punto en que se pueda circunscribir un conjunto de “música que es de gusto general”, tal conjunto sería muy acotado para la cantidad de tiempo que se debe cubrir para la transmisión radial.

La decisión clave

Por lo tanto, se llega a una decisión: abarcar la mayor cantidad de estilos posible, pero con proporciones tales de manera que exista siempre la probabilidad de encontrar una canción que apele al gusto de una persona al azar en un tiempo considerado, de, digamos, de 3 a 5 canciones. Tal cosa suena bien, pero sin importar la combinación de sucesos aleatorios, éstas condiciones se cumplirán en ocasiones muy contadas. Lo que nos lleva al siguiente punto.

La práctica de la tolerancia

A pesar de que ésto se escapa totalmente de la definición de criterios, es un punto importante para el éxito de los objetivos. Siendo entonces que la radio lanzará aleatoriamiente la siguiente canción (bajo ciertos lineamientos previos), la probabilidad de encontrar del gusto de la persona tal canción puede variar grandemente. Es básicamente, lanzar la ruleta, y esperar lo mejor.

Además, RadioÑú pretende separarse de “la FM”, aquellas radios controladas por intereses mayormente económicos, que sirven de plataforma para la estandardización de tipos particulares de música, cuya estructura es resabida que siempre tendrá buena recepción por nunca variar su estructura básica.

Por lo que una radio como RadioÑú es la oportunidad perfecta para practicar la tolerancia (musical). Nos comprometemos a recompensar tu esfuerzo con alguna joya escondida que encontrarás si eres lo suficientemente paciente.

Criterios básicos para determinar la calidad musical son los siguientes:

  • Unos niveles mínimamente aceptables de trabajo sonoro (pre y post-producción). Los sonidos crudos presentes en el punk o el garage rock o los sin mucho procesamiento como el unplugged son permitidos, pero siempre acompañados con un buen trabajo de nivelación y mastering. Estilos que se basan en ruido blanco, como el Hardcore, no son permitidos en primera instancia, a menos que su producción musical diga lo contrario.
  • Una duración aceptable. Aunque por lo general no es crítico para la aprobación2), una pieza no debe extenderse tanto que seguir escuchando no entregue nada nuevo. Una pieza que dure más de 10 minutos deberá ser auditada para concluir si es elegible o no.
  • Una mínima consistencia a lo largo de la piezas musicales. Aceptamos y adherimos a la experimentación, pero todo en exceso es malo. Debe haber una consistencia y fluidez aceptables en una pieza para ser permitida.

Por supuesto, la metodología se actualizará, conforme a las capacidades técnicas del proyecto, y está siempre en un constante proceso de perfeccionamiento3). Se les invita a abrir una discusión constructiva a través de nuestro canal de IRC y nuestro grupo en Telegram.

1)
Que más que una licencia, es una declaración para indicar obras a las que el autor ha decidido renunciar a todos sus derechos, u obras a las que el tiempo bajo Copyright ha expirado.
2)
La pieza más larga en el repositorio musical es Bellatrix de JT Bruce, con 18:31 de duración.
3)
A pesar de que sabemos que nada es perfecto.