Inducción para los nuevos participantes

Este texto va dirigido a aquellas personas que son nuevas en el Proyecto RadioGNU.

Antes que nada ¡BIENVENIDOS!. Este proyecto tiene su razón de ser y es exitoso en la medida de que muchas personas participen en él. Tu presencia nos alegra y nos reconforta. Queremos que te sientas en familia y que disfrutes con nosotros la continua fiesta que celebramos en la radio: una fiesta motivada por el gozo de poder compartir el conocimiento.

Básicamente el proyecto se centra en una continua transmisión de un flujo de datos de audio (streaming) y el intercambio mediante la mensajería instantánea en el IRC de nuestro proyecto. Muchas otras herramientas y modos de integrarnos forman parte paralelamente de nuestra actividad, como Telegram, Identi.ca, Correo Electrónico, etc.

Respecto al flujo de audio, solo basta conectarte a http://201.248.74.148:8000/radiometagnu.ogg con tu reproductor favorito.

El IRC es lo que se entiende como una “Sala de Chat” y en ella nos reunimos para compartir todos los que estamos escuchando y transmitiendo en ese momento. Escoge un apodo y lee nuestra guía sobre cómo conectarte al IRC: forma parte de nuestras conversas.

<bot> LOL
<bot> No te ofendas, acá nos reunimos para bromear
<bot> A veces se trolea, si, pero es parte de la fiesta.
<bot> Los que entran a jorobar con mala vibra no duran mucho ;-)

Por cierto, ¿conoces la Netiqueta y sabes lo que es un Troll?

Nos alegra tu interés en participar y de eso es que se compone este proyecto. Ahora bien, para que todo salga como debe ser y sepamos que tienes todas las configuraciones a punto y suena bien, es necesario que hagamos un par de pruebas antes.

Habla con BreadMaker (en Telegram o el IRC) y coordina con él estas pruebas.

Sólo debes considerar que hay dos cosas que no se permiten en RadioÑú:

  • No publicitar ni justificar tecnologías privativas y/o software que incluya o invite a instalar programas privativos. (Véase Software Privativo)
  • No poner Reggaeton. Hay muchos géneros mejores, pongamos algo mejor entonces.

Todo nuestro proyecto puede ser discutido, validado y modificado de ser necesario.

Nuestras normas están porque de alguna manera tenemos que ordenar esto y los que estamos nos sentimos a gusto con esta forma de hacer las cosas. Nos permitimos relajadamente revisar las normas que a alguno le parezca discutible, probablemente alguna de nuestras ideas de organización deben volverse a plantear. Para que esto sea posible debe hacerse desde adentro, colaborando activamente en demostrar mejores alternativas, con la acción y no con la palabra. Juiciosamente y no con Prejuicio. En proyectos exitosos de participación comunitaria como Debian la gente pasa por muchos pasos y su organización los considera necesarios. En este caso el número de requisitos es mucho menor, quizás vaya aumentando con el tiempo o disminuyendo optimizando o modularizando los actuales… todo es posible, ordenadamente con la voluntad y desde la participación activa.